Escapada Rural en Pedraza: Un Viaje en el Tiempo

Desconectar un fin de semana en la naturaleza se torna muchas veces como el plan más deseado del momento. Escaparse y poder disfrutar alejado de la ciudad y de la rutina es una de las principales metas de El Encanto del Sabinar, ofreciendo infinidad de opciones de rutas y actividades para desconectar acompañado de los tuyos. En el día de hoy te proponemos una escapada rural en Pedraza, pueblo de la provincia de Segovia, situado a tan solo una hora y media de Madrid, que te sorprenderá por el conjunto medieval que lo conforma. Uno de los principales encantos de todo el pueblo es la gran muralla que lo rodea; de ahí procede su aire claramente medieval.

Pedraza, Segovia - Segovia un buen plan

¿Qué se puede ver en Pedraza?

Comenzamos la excursión por Pedraza. Nada más entrar, se puede divisar lo que es conocido como el Arco de la Villa. Esta torre alberga en su interior la cárcel de la villa que hoy en día se puede visitar gracias a la rehabilitación que le ha sido realizada. Dentro se puede apreciar una mazmorra con cepos para los presos además de las dependencias donde vivían los propios carceleros. Todo un viaje en el tiempo.

Otro de los edificios que no te puedes perder si visitas Pedraza es el Castillo y Museo Zuloaga. En esta fortaleza del siglo XIII se encontraron retenidos los hijos de Francisco I para garantizar los acuerdos que había tenido su padre con Carlos V tras la derrota francesa de Pavía. En el siglo XIX todos los señoríos que acompañaban el castillo fueron suprimidos, quedando solamente éste hasta que Don Ignacio Zuloaga decidió reformarlo en 1926. Hoy en día en una de sus torres se puede apreciar una exposición de cuadros del pintor de Éibar.

La Plaza Mayor de Pedraza es para muchos, una de las Plazas más bonitas de España.

De forma irregular y conservándose todavía sus palacios y casonas datadas en los siglos XVI y XVII, presididas en su conjunto por imponentes fachadas y elegantes escudos de armas, es desde el año 1550 lugar de celebración de festejos taurinos. Estas casas en su día servían para que las familias nobles de la villa disfrutaran desde sus balcones de los festejos taurinos.De hecho, a día de hoy, sigue transformándose en plaza de toros, durante las Fiestas Patronales en honor a la Virgen de Carrascal que se celebran a principios de septiembre.

Dentro de la plaza se puede observar el ayuntamiento y el gran caserón. Carlos IV estuvo alojado durante tres días en uno de estos palacios durante unas celebraciones en su honor.

De estructura románica, la Iglesia de San Juan es otra parada obligatoria dentro de Pedraza. Dentro de sus paredes alberga un arte barroco que no se puede dejar escapar a la vista. Si lo que te gusta es pasear y disfrutar mientras vas callejeando, el paseo más habitual es coger la antes mencionada Calle Real. Si vas mirando los balcones podrás ir observando los escudos que los adornan.

Llegando a la puerta de la entrada de la Villa se tuerce por la calle de las cuestas para poder ir descubriendo los rincones más escondidos y tranquilos de Pedraza. Las vistas al final de la muralla observando todo como si estuviésemos en un puesto de vigilancia no tienen desperdicio ninguno. Para todas aquellas almas más “fiesteras” una cita imprescindible son los “conciertos de las velas”. Se celebran desde hace 20 años los dos primeros sábados de julio y concentran a los mejores músicos y orquestas de música clásica de todo el mundo.

Alójate en nuestra casa rural El Encanto del Sabinar. Estamos a tan solo quince minutos en coche de Pedraza y, además, podrás aprovechar y completar tu visita paseando por Segovia. Haz tu pre-reserva mediante nuestro formulario o, si lo prefieres, llámanos por teléfono o escríbenos un email. Te contestaremos a la mayor brevedad posible.

 

 

 

 

 

TOP